viernes, 5 de octubre de 2012

Esta Vez Es Diferente


A solo dos días de una de las elecciones mas importantes, de la historia contemporánea de nuestro País, es inevitable tener esa mezcla de sensaciones y sentimientos; miedo, alegría, esperanza, dolor de cabeza, ganas de comer y ansiedad.

Particularmente tengo dos días teniendo sueños que podrían ser producto del alucinógeno mas fuerte, producto de esta angustia que llevamos la mayoría de los venezolanos en la garganta.

Nunca en mi vida había sentido tanta ansiedad, previo a unas elecciones… Y vaya que hemos visto elecciones! Las de hace 14 anos, en las que era una adolescente en la que no me interesaba nada… Las siguientes, en las que el amigo se vuelve enemigo y ya siendo universitaria empiezas a tomar un poco mas de conciencia… Las del referéndum, las del Si, las del No, las del No que era nuestro Si, las de Rosales, el firmazo, etc.

Y es que esta vez es diferente… Esta vez estoy afuera de mi país, viendo a lo lejos, y es en esta distancia en la que uno se llena de melancolía, en la distancia en la que el himno nacional te retumba en los oídos y mas duro en el corazón. En una distancia en la que llevas la bandera mas alta que nunca, esta vez la llevamos en la cabeza, en forma de gorra.

Esta vez hay un candidato coherente, que se ha ganado la atención de muchos que antes ni volteaban la cabeza a ve quien era el que pasaba; un candidato que lleno de esperanza a muchos que ya la habían perdido, que trae una propuesta totalmente cumplible. Un candidato que, mientras el actual presidente pone a un lado los problemas del pueblo en un intento desesperado de mantenerse en “el coroto”,  le habla de cara a cara a la gente diciéndoles y demostrándoles que a el si le duele el país, que a el si le duele el hijo que mataron por tener un teléfono nuevo en el semáforo, o le duele la chama a la que le dieron 2 tiros porque se le ocurrió tratar de escapar de un secuestro inminente.

Un flaquito que ha pateado calle como ninguno, que ha tenido que pasar por mares de gente que se dan codazos para tocarle la punta del dedo, un carajo que ha besado cuanta viejita desdentada  lo agarra por el cuello, que no ha parado en meses, que en un mismo día llena concentraciones en 3 estados.

Esta vez es diferente, porque esta vez no es a ese carajo solo al que le va a tocar reconstruir el país, esta vez los Venezolanos, desde cualquier rincón del mundo, y mas desde el corazón de nuestro bello País, vamos a trabajar todos en conjunto para sacar a Venezuela del hueco en el que esta.

Esta vez es diferente porque esta vez si hay chance. Esta vez no votamos en contra de alguien, esta vez votamos a favor de alguien, a favor de nosotros, a favor del progreso, de la evolución de los pensamientos y la evolución del País.

Es doloroso ver como amigos (o no tanto) Venezolanos, decidieron olvidarse del país, porque “total, ya yo no vivo ahí”, olvidando que fue ahí donde se formaron, fue ahí donde hicieron sus amigos, donde todavía tienen familia, donde hicieron la plata para poder irse a otro país a buscar nuevos horizontes, para viajar, ahí, de donde uno se va de cuerpo pero ahí, donde están nuestras almas y corazones, nuestra esencia. Esos personajes que les encanta quejarse y ahora que tiene la oportunidad de hacerse escuchar, porque el voto es la voz del pueblo, se hacen los sordos y simplemente los cómodos “un voto mas o un voto menos”…

… Ojalá no necesitemos esos votos.

Ojalá entendamos que con un nuevo presidente, tenemos que ser nuevos venezolanos, Venezolanos de acción y no de tanta reflexión, porque en eso somos expertos. Ya basta de excusas chimbas!

Es hora de poner en marcha al país, los que estamos afuera y los que están ahí.  Pensando en el talento joven y valioso que tiene el País, en las generaciones futuras que serán aun mas talentosos que nosotros.

Asi que vamos, demos el primer paso… A votar sin miedo, que como dice la canción “Está aclarando la Mañana en Venezuela”… por el progreso, por el futuro, por los que ya no están y por los que vienen!

Recordemos que si queremos Hay Un Camino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada